SELVA NEGRA - Alemania

by - febrero 02, 2018


Después del viaje a Disneyland, me veía más preparada para hacer mini escapadas de 3 días, así que cuando mi amiga Alba me propuso hacer una ruta por la Selva Negra y Alsacia no dudé en decirle que sí.

Fuimos el pasado agosto y empezamos por la Selva Negra (Alemania).


DÍA 1
Aterrizamos en el aeropuerto de Basel-Mulhouse-Freiburg y allí alquilamos un coche para ir a nuestra primera parada, Gengenbach.

Con esta entrada principal, el pueblo ya prometía.


Para este viaje me compré mi primer muñeco de Lego (Damien), ya iréis viendo que ahora tengo un montón.


Esta es la plaza principal del pueblo, en la que se encuentra también el ayuntamiento.



Ayuntamiento de Gengenbach

-Curiosidad-

En navidad, las ventanas del ayuntamiento se convierten en un calendario de adviento.



Alba me hacía fotos, mientras yo hacía fotos y quedaban así de chulas.


En este pueblo, las calles de visita obligada son Engelgasse y Höllengasse.


Con este paisaje nos despedíamos de Gengenbach y pusimos rumbo a Triberg.

Pero antes de llegar, paramos a ver "The House of 1000 Clocks" (La casa de los 1000 relojes).
Allí vimos uno de los relojes de cuco más grandes del mundo y la tienda de souvenirs más bonita jamás vista. Lástima que nos sentimos tan observadas como en una tienda de chinos y nos fuimos sin comprar nada.


Cuando le echas una moneda funciona como un cuco de pared y es increíble.


Esta fue la última foto de mi Lego viajero Damien, ya que cuando lo fui a coger sopló aire y se me "suicidó" tirándose al río. Pero la foto valió la pena. ¿No creéis?

Otra parada exprés, para ver al que, ahora sí, es el reloj de cuco más grande del mundo. Aunque a mi personalmente me gustaba más el otro.


Ahora sí, llegamos a Triberg, dónde teníamos la reserva del primer hotel (Hotel café Adler). Me pareció muy acogedor y una decoración muy bonita acorde al lugar en el que estábamos.


En este pueblo pasé mucho frío y solo llevaba de abrigo mi chaqueta tejana y un pañuelo. Ingenua de mí, no pensé que haría frío en agosto... pero sí.


Este pueblo es famoso por sus cascadas, se dice que son las mas grandes de Europa, pero en verdad son las novenas. Aún y así impresionan y es un lugar precioso para ver.


También vimos ardillas, pero corrían demasiado como para dejarse fotografiar.


DÍA 2
Al día siguiente hicimos otra parada exprés en Schonach para ver otro reloj de cuco, pero al llegar nos encontramos que había que pagar. Tienen colocados setos estratégicamente para que no se pueda ver. Pero nosotras (que somos muy listas) subimos hasta la carretera y desde ahí lo vimos. Aunque yo con el móvil no pude sacar una foto decente, ya que había que "zoomear" mucho.


Ahora sí, abandonábamos las montañas para adentrarnos en la ciudad, más concretamente en Friburgo.

A simple vista una ciudad normal, pero el secreto está en visitar el casco antiguo. Una de las cosas que me gustó fue las vías del tranvía en medio de las calles.


Los establecimientos tiene adoquinados en la puerta un símbolo que representa la actividad del mismo.


Otro de los encantos son los canales que tiene, en los cuales te puedes encontrar de todo.


Llegamos a la plaza de la Catedral que está repleta de restauración, el lugar perfecto para comer con unas bonitas visitas a la Catedral.


Y como no, no podíamos irnos sin probar un bretzel.


Después de comer, salimos del casco antiguo y fuimos a ver el lago (seepark).
Subimos no sé cuantos escalones de un mirador para obtener esta maravilla de vistas.


Me dio mucha envidia porque había gente bañándose en el lago e íbamos justas de tiempo, ¡si no me hubiese metido yo también! Ya que este día cogí un poco de insolación.

Nos volvimos a meter en el coche, pero esta vez ya para abandonar Alemania que tanto me había gustado. Nunca antes había estado en ninguna zona de Alemania y me fui enamorada.

La ruta continuaba por Alsacia (Francia), pero mejor os lo cuento en el próximo post :)



¿Habéis estado en la Selva Negra?
¿En que pueblos?



¡Nos leemos en el próximo post!
Besitos con pintalabios burdeos.


Marta

Mas posts chulos...

6 comentarios

  1. ¡Me ha encantado la ruta, Marta! De Alemania sólo conozco Berlín, y no me pareció una ciudad bonita... ¡pero por tus fotos veo que los pueblos son súper encantadores! Me ha gustado especialmente el primero, y La casa de los 1000 relojes me parece una bonitez <3

    Me has dejado con ganas del post de la Alsacia, no he estado nunca pero las fotos que veo con casitas de cuento siempre me enamoran <3

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Elena! Yo ha sido la primera vez que he ido a Alemania y la zona de la Selva Negra es espectacular, toda entera. Lástima que no tuvimos tiempo de visitar más pueblos.

      ¿Berlín no te gustó? Yo estoy deseando ir por el tema de street art. Me han dicho que allí encontraré mucho graffiti chulo.

      BB.
      Marta

      Eliminar
  2. Unos pueblecitos ideales, parecen sacados de cuentos con esa arquitectura y los paisajes tan verdes y llenos de vida.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Son espectaculares! Yo pensaba que estaba en una película... Y el pueblo que mostraré en el próximo post, es el que más de cuento me pareció.

      BB.
      Marta

      Eliminar
  3. ostras me han encantado las fotos, que bonito!!! pero la que mas me ha gustado es la del muñeco de Lego jajaja soy super fan del Lego! y veo en las fotos de abajo del blog que tienes muchos y haces unas fotos super originales!!!

    por cierto, el happy planes es un tipo de agenda! :)

    un besito guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marta! Sii me encantan los Lego y me gusta llevármelos conmigo para hacer fotos :)

      ¡¡Gracias por la aclaración de la agenda!!

      BB.
      Marta

      Eliminar